Artículo

La sociedad civil debe combatir el discurso de odio antisemita en Internet

Hate speech bubble - English

En respuesta a la propagación del antisemitismo en Internet, el Instituto de Diálogo Estratégico y B'nai B'rith International, en colaboración con la UNESCO, publicaron un conjunto de herramientas para reforzar las capacidades de la sociedad civil para luchar contra esta forma de discurso de odio. En esta entrevista, Daniel S. Mariaschin, director general de B'nai B'rith International, y Susan Benesch, fundadora y directora del Dangerous Speech Project, reflexionan sobre la necesidad de que la sociedad civil luche contra el odio antisemita.

¿Por qué es tan urgente la necesidad de contrarrestar el antisemitismo en Internet?

Daniel: La lucha contra el antisemitismo en línea es una cuestión urgente, pero no es nueva: desde hace más de una década, debido a sus múltiples oportunidades los retos que presenta el espacio digital son cada vez más complejos.

La difusión en directo de atentados extremistas violentos y la propagación de manifiestos llenos de odio por parte de extremistas han sido manifestaciones de odio en línea particularmente atroces. Pero lo que podía parecer un problema marginal ha contaminado rápidamente todo el espacio público digital altamente polarizado. Las narrativas conspirativas que surgieron durante la pandemia de COVID-19 y, más recientemente, las justificaciones malsanas que justifican la guerra en Ucrania son las pruebas más recientes y apremiantes de ello. Nos muestran en tiempo real el poder del virus antisemita para transformarse con cada crisis social y el peligro de su amplificación en línea. Por ello, constituyen una amenaza no sólo para los judíos, sino una señal de alarma inequívoca para nuestras democracias.

¿Cuándo y por qué es peligroso el antisemitismo en Internet?

Susan: El antisemitismo es peligroso cuando convence a las personas de que los judíos les perjudican gravemente de alguna manera. Ese tipo de retórica, que se denomina discurso peligroso, puede persuadir a las personas para que aprueben o incluso cometan actos de violencia, ya que les hace ver esa violencia como un acto defensivo y, por tanto, moralmente justificado. Describir a los judíos (o a cualquier otro grupo) como perjudiciales no es lo mismo que enseñar a la gente a odiarlos. En muchos aspectos es más poderoso que el odio. El peligro es especialmente grave en línea cuando circula en grupos o espacios donde no se debate, está respaldado por los líderes de grupos y se presenta de manera que parece una verdad indiscutible, revelada sólo a personas selectas. Todas estas características lo hacen más convincente y, por tanto, más peligroso.

¿Cómo se propaga el discurso de odio en las redes sociales y cómo puede transformarse en violencia?

Susan: El discurso de odio y el discurso peligroso suelen surgir en respuesta a acontecimientos de la vida real que hacen que la gente se sienta enfadada o asustada. Un número relativamente pequeño de personas influyentes (personas con muchos seguidores en Internet) comienza a difundir mensajes que culpan a un grupo específico (como los judíos o los musulmanes) de las desgracias o los problemas a los que están confrontados los demás. Un gran número de seguidores se suma a los mensajes, apoyándolos y difundiéndolos. Esto puede inspirar la violencia a una persona que decide actuar sola, por ejemplo, al cometer una masacre, o a un grupo de personas con ideas afines para unirse y atacar conjuntamente. 

¿Qué medidas eficaces puede adoptar la sociedad civil para contrarrestar el antisemitismo y la incitación al odio en las redes sociales?

Daniel: Ante todo, debemos recordar que el antisemitismo en línea es antisemitismo. Educar contra el odio antijudío y contra todos los prejuicios es la labor básica que debe llevarse a cabo para hacer frente a sus manifestaciones en línea. Pero más allá de esto, debemos acelerar nuestra acción tanto con los gobiernos como con las plataformas para contrarrestar las amenazas que plantea el odio en línea.

La sociedad civil debe trabajar para informar y educar a las plataformas sobre las manifestaciones de antisemitismo en línea. Debemos garantizar de que los servicios de alerta del ciberespacio estén bien equipados para tomar las decisiones adecuadas sobre los contenidos que se les comunican. En este sentido, B'nai B'rith International considera que la definición de antisemitismo del IHRA constituye una herramienta y una norma esenciales.  Debemos abogar por una mayor transparencia, para garantizar que los usuarios no sean empujados conscientemente hacia contenidos cada vez más extremos. Debemos responsabilizar a los gobiernos y a las plataformas del hecho de que lo que es ilegal en la vida real es también ilegal en el mundo virtual: los juicios por discurso de odio en línea son limitados en número, y esto debe cambiar.

Pero también hay mucho trabajo que realizar dentro de nuestras comunidades –para reforzar la resiliencia, la ciudadanía activa, proporcionar a los usuarios las herramientas necesarias para actuar eficazmente contra el odio en línea cuando son testigos de este. Debemos garantizar el apoyo a las víctimas y fomentar la confianza, para que las víctimas del odio en línea puedan acudir a las organizaciones de la sociedad civil y buscar apoyo.

¿Qué tipo de medidas para contrarrestar el antisemitismo son eficaces?

Susan: Las investigaciones indican que cuando muchas personas se oponen al antisemitismo (o al racismo, la xenofobia y otras formas de prejuicio) con elementos factuales, las normas del discurso antisemita cambian, en parte porque el discurso contrario convence a más personas de que es posible intervenir con plena seguridad. Incluso si el discurso contrario no cambia la opinión de las personas que inicialmente profirieron declaraciones antisemitas, puede influir en el número (mucho mayor) de personas que participan en el intercambio. El discurso contrario también puede ser útil de otra manera: disipa las inquietudes de los judíos y otras personas conmocionadas y asustadas por el antisemitismo. 

¿Cuáles considera que deberían ser las prioridades de los gobiernos en sus esfuerzos por abordar el antisemitismo en línea?

Daniel: Cuando hablamos de antisemitismo en línea, no podemos dejar de abordar el colosal desafío de la desinformación, la proliferación de conspiraciones y la polarización política. Por lo tanto, para hacer frente a la propagación del antisemitismo en línea de manera eficaz, debemos tomar en cuenta el panorama general del ciberespacio.

Algunos gobiernos han comenzado a intensificar sus esfuerzos para abordar los daños en línea de forma directa, especialmente en Europa. La legislación emergente se esfuerza en abordar los problemas sistémicos: exigir más responsabilidad a las plataformas, al tiempo que se protege la libertad de expresión y la privacidad de los usuarios proporciona perspectivas prometedoras y puede servir de modelo en otras partes del mundo, incluido Estados Unidos. Este es un ámbito de acción posible.

Pero, de nuevo, el antisemitismo en línea es antisemitismo, y es esencial exigir a los gobiernos que permitan a la sociedad civil aumentar sus esfuerzos para educar, informar y sensibilizar contra el odio antijudío.

Online antisemitism: a toolkit for civil society
ISD
2022
In partnership with UNESCO
0000381856

Daniel S. Mariaschin es el director general de B'nai B'rith Internacional. Como máximo responsable de la organización, dirige y da seguimiento a los programas, las actividades y el personal de B'nai B'rith en todo el mundo.

Susan Benesch fundó y dirige el Proyecto de Discursos Peligrosos, para estudiar los discursos que pueden inspirar la violencia, y encontrar formas de prevenirla, sin infringir la libertad de expresión.